¡Se acabó la boda!

24 febrero, 2014 § Deja un comentario

Meses de preparativos, nervios a flor de piel, un día inolvidable… y de repente, se acaba. Seamos sinceras: esto es algo para lo que no estamos preparadas. Ni siquiera nos paramos a pensarlo. Pasamos semanas deseando que llegue el gran día y cuando llega se pasa en un pis pás. Y los días posteriores nos pasamos añorando esos momentos.  Y no es que haga falta prepararse ni nada por estilo, pero sí debemos tenerlo en cuenta si no nos queremos dar un batacazo nostálgico.

fotografo castellon

Aunque en realidad, y según yo lo veo, una boda no acaba el día B, sino que se alarga hasta que se han recogido las fotos y el vídeo, y se ha enseñado, o sea, hasta que ya no es el tema de conversación. Por este motivo, cuando me casé estaba empeñada en que fuese una boda de mañana, para que durase mucho más, y realmente duró, porque se alargó hasta altas horas de la madrugada con las copas en un pub. Y aún así, cuando venía una persona para despedirse y se marchaba, la pena se hacía un hueco pequeño en mí, aunque sentía también la alegría de lo disfrutado. 

Y es que hay que pensarlo un momento, ¿en que otra situación vais a tener juntos en un mismo espacio, a vuestra familia (toda o no) y vuestros amigos? Probablemente nunca vuelva a suceder. Para mí, la sensación de melancolía se retrasó hasta que había vuelto de la luna de miel, había leído los mensajes del rincón de los deseos, había mirado todas las fotos y vídeos, había guardado todas las revistas de boda que había comprado, había quitado la pancarta que nos habían puesto en la carretera… y otras muchas cosas más. Y entonces sí, volví a la realidad. Y me sentí bien por todo lo que había vivido junto a D.

Y es que bajarse de esa nube en la que te han y te has puesto es difícil. Ayer eras novia y hoy ya estás casada. Y ya pasó. Te levantas por la mañana y te parece mentira que todo haya pasado y que tengas que guardar para siempre ese vestido que tanto te había costado elegir. Lo nuestro fue raro, porque al día siguiente había fiesta en casa de mis padres, y fue parte de la familia. Cuando llegamos (estamos a 5 minutillos… ;p) habían colocado los arreglos florales de la boda en la mesa en la que comeríamos… así que ya os podéis imaginar el momento (snif…)

Cada una de vosotras viviréis ese momento de mil maneras distintas. Unas os sentiréis aliviadas, otras satisfechas, otras contentas… pero lo importante es ser conscientes de ese día con el que hemos estado soñando durante tanto tiempo tiene fin. Pero no pasa nada porque justo después de la boda es cuando empieza lo bueno. La vida.

Y lo más seguro es que incluso muchos años más tarde podremos recordar con nitidez ciertos momentos y volver a sentir ese cosquilleo en el estómago.

Y vosotras, ¿habéis pensado en este momento? 

Fotografías:

  1. Fotógrafo Castellón
Anuncios

Etiquetado:, , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo ¡Se acabó la boda! en PYP.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: